5 principios básicos para conformar atuendos casuales femeninos

5 principios básicos para conformar atuendos casuales femeninos

Puede pasar que, ante un compromiso importante, estés parada frente a tu armario con tu inspiración bloqueada, sin saber que ponerte. Al final, siempre terminas optando por el mismo conjunto. La verdad es que no tienes que ser un experto en moda o estilismo para armar atuendos casuales que se vean como tú.

La moda no es estática, siempre se está renovando, ya sea con nuevas tendencias o trayendo otras viejas con un toque de modernismo y originalidad, así que, presta atención, porque te dejaremos 5 principios básicos para conformar outfits de ropa casual para mujer de forma sencilla.

¿Cuál es la ocasión?

Antes de elegir tu outfit, la primera pregunta que debes hacerte es para qué ocasión te vas a vestir. Es para ir al trabajo, para las vacaciones, para una ocasión especial, como una boda, fiesta o simplemente una tarde de amigas. Luego, de hacer este análisis, considera los códigos de vestimenta para cada ocasión. Por ejemplo, si es para el trabajo, debes tener una combinación de ropa casual para mujer juvenil adecuada para la oficina, si es de noche o por la tarde, dependiendo del motivo podrás decidir qué ponerte.

En cualquier caso, si tienes dudas, recuerda que es mejor ser un poco informal que demasiado elegante. Los pantalones pitillo o los jeans crudos bien cortados, una blusa de seda y un bonito par de zapatos de tacón te salvarán de muchas situaciones.

Inicia a partir de una pieza para componer tu outfit

Una vez que sepa qué registro de ropa y qué códigos debes seguir, puedes comenzar a componer su atuendo. Para ello, elige una pieza que te quieras poner. Puede ser una chaqueta, un collar muy bonito o un par de zapatos, unos shorts deportivos mujer, incluso puede ser tus jeans crudos favoritos o una blusa estampada.

Eso sí, para componer tus estilismos, encuentra la prenda que quieres ponerte… será mucho más fácil si tu armario está ordenado. También, encontrarás las otras piezas de tu conjunto de forma más rápida y sencilla si todo está a la vista.

Contrasta tu outfit

Hay reglas muy sencillas para asociar tu ropa de forma armoniosa. Para averiguar cómo combinar con la prenda que has seleccionado, piensa en términos de contrastes. Para un atuendo equilibrado, respeta la regla de las proporciones. Adopta una de estas dos proporciones:

  • Parte superior ajustada, parte inferior suelta.
  • Parte superior suelta, parte inferior ajustada.

Si la prenda que quieres usar es una blusa suelta y aireada, puedes combinarla con jeans ajustados o unos shorts para mujer o falda ajustados.Si has decidido llevar una falda ancha o un pantalón holgado en las caderas, opta por un top ajustado.

Este tipo de contraste también puede entenderse en términos de “cantidad de tejido”. Por ejemplo, si optas por llevar una falda muy corta, elige un top que no exponga tanta piel.

Contrastes estilos diferentes

Para evitar caer en el total look, considera equilibrar estilos y mezclar géneros. Por ejemplo: evita usar una minifalda sexy con un top ajustado y escotado, entonces caes en el primer grado, el límite vulgar. Por el contrario, asocia tu minifalda con una prenda más informal como una camiseta o una sudadera. También puedes optar por una pieza del guardarropa masculino como una camisa blanca para contrarrestar la ultra feminidad de tu falda.

Contrastes de color

Cuando busques tus piezas para completar tu outfit, resiste la soltura de tu eterno suéter gris, tu indestructible falda negra, tu fiel camiseta blanca o de tus shorts jeans mujer. Atrévete a aventurarte en sutiles y armoniosas combinaciones de colores. Piensa también en estampados que faciliten el estilo y el color de un atuendo.

Piensa en las superposiciones

Más fácil de practicar en invierno que en verano, las capas de ropa estructuran tu silueta y dan estilo a tu atuendo. La idea es mezclar piezas de diferentes longitudes.

Jugar con los cortes para que las piezas que se llevan debajo sean lo suficientemente visibles para complementar el conjunto. Incluso debajo de un suéter tus tops son importantes. Por ejemplo, puedes usar una camisa larga debajo de un suéter lo suficientemente corto para que los lados de la camisa sobresalgan.

Si no te sientes cómoda con este tipo de asociación, prueba con una camiseta más corta. El cuello y los puños de la camisa que sobresalen ligeramente del suéter te vestirá y te darán un estilo diferente de ropa casual para mujer.

En general, cuando uses un suéter, ya sea de cuello redondo o de pico, piensa si puedes deslizar un top debajo que realce tu atuendo.

Cuida los acabados de tu outfit

Aporta el toque final que le dará a tu atuendo un aspecto prolijo y bien acabado.

Hay detalles que le dan a tu atuendo bastante relevancia. La ropa casual elegante para mujer no necesariamente es ropa cara, ese aspecto se lo aportas tú con cualquier detalle que puedas aportar, ya sea arremangando tus ruedos olas mangas de tu camisa, o simplemente agregando algún cinturón o una riñonera.

Guarda el sobrante de tu blusa o camisa dentro del pantalón

A veces, un top demasiado largo puede desequilibrar una silueta. Al ocultarlo dentro de tu pantalón o shorts mujer tu silueta recupera proporciones más estéticas.

La forma en que metes la blusa en la cintura influye en el estilo general de tu atuendo. Solo puedes meter una sección de la parte superior, justo por encima de la bragueta o un poco hacia un lado. Para un efecto casual.

Para un efecto más estructurado y un look más sofisticado, puedes meter la parte de arriba en la parte de abajo y dejarla ligeramente ablusada.

Calienta con estilo

Cuando le agregas un chaleco a tu outfit o un abrigo. No tomes lo primero que pasa. Nuevamente puedes usar estas prendas para estructurar tu atuendo. Cuando llevas un chaleco largo abierto, creas líneas verticales que alargan tu silueta por efecto óptico.

Asimismo, si quieres abrigar tu atuendo con ropa casual de invierno para mujer considera chaquetas que den más encanto que un simple cárdigan de punto. Una chaqueta de punto, por ejemplo, será tan cómoda como un jersey o un cárdigan de punto, tendrá un lado casual, pero tu outfit tendrá un lado mejor acabado.

Como de costumbre, tómate tu tiempo, pero, sobre todo, práctica. Con el tiempo y la experiencia, componer atuendos casuales se convertirá en un juego de niños.

COMPARTIR ESTA NOTICIA

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

CONTÁCTENOS